Espiritualidad

espiritualidadEl Padre Hugo señala: “La espiritualidad del CEVAS (de los Centros de Vacaciones Solidarios), es lo fundamental, lo esencial del CEVAS y de toda obra”.

La ESPIRITUALIDAD del CEVAS es “Cristocentrica”: Jesucristo siempre al centro, Jesús desde su concepción, desde su nacimiento: Como niño (en Belén, en Egipto y en Nazaret hasta los 12 años, es lo que meditamos en los misterios gozosos: ojalá cada día un misterio durante la primera semana del CEVAS).
Y también como joven, adulto, como carpintero, hasta los 30 años, después sus tres años de vida pública, con su predicación y gran amor para todos, sobre todo los que sufren enfermedades y otros males, para quienes hizo sus milagros, y con esos signos mostró su amor y su divinidad.

Al final, su voluntaria muerte por nosotros, para salvarnos, y su resurrección, de entre los muertos.

La ESPIRITUALIDAD del CEVAS es también “Eucarística”: Siempre es Jesús que vive ahora con nosotros, entre los Cevitos, en la Sagrada Eucaristía y la Santa Comunión. Y viene también a perdonar los pecados en la Confesión, mientras jugamos y cantamos.

La ESPIRITUALIDAD también es muy “Mariana”: La mamita Virgen cuida bien de todos los niños del CEVAS, que la quieren mucho, y se lo demuestran con sus cantos y dibujos para ella, por adornar su imagen en una sala preparada especialmente para ello y por el rezo de una decena del Santo rosario cada día con los cánticos en su honor, frente a su imagen y por su promesa de poner en su pieza su imagen y rezar cada noche 3 o más Ave Marías.

La ESPIRITUALIDAD es también muy “Eclesial”: (de la Iglesia) y por eso no solamente aman mucho al Santo Padre, al Papa Francisco, a su Obispo y  a su Párroco y a todos los hermanos de esta gran familia de Dios, y además a todos sus hermanos en el purgatorio o en el cielo.
Allí en el cielo, tienen muy, pero muy buenos amigos, que les ayudan mucho a quienes piden poder imitarlos, especialmente a los niños y Jóvenes Santos y en el CEVAS leen su vida (o bien el tío se la cuenta) para conocerlos e imitarlos como son.

CONCLUSIÓN

Tratemos de clarificar siempre mejor la ESPIRITUALIDAD del CEVAS para comprender mejor lo que debemos hacer y entregar a los niños. Si fuesen monitos, gatitos, perritos, bastaría con darles comida y entretención. Pero si tienen un alma inmortal, que es creada por el amor infinito que es Dios, que les compartió su vida eterna e inmortal, entonces lo más importante es enseñarles a amar y a volver a Dios, que es amor.

Preguntémonos: ¿Está firme nuestra fe en la vida eterna?, ¿en la vida sobrenatural, y divina en nosotros, los tíos y los niños?. ¿O pensamos solamente en esta vida, en esta tierra, en estas dos semanas de nuestro CEVAS como si fuesen monitos, perritos o gatitos que solamente piden comida y con quienes solo podemos entretenernos?.

¡Ojalá que no haya venido ningún tío o tía a pasarlo bien, pensando sólo en sí mismo, en su propio bien!

Tíos y Tías, ¿Están convencidos de que aparte de que todo eso es indispensable, es también muy insuficiente?, ¿Qué falta?… Recuerden que el mismo Jesús dijo: “Sin mí no pueden hacer nada”, por eso oren, oren mucho por los niños, no solamente en los momentos de oración, y pidan a Jesús y a María que puedan conocer, ver lo que les falta; lo que más necesiten. Preparen bien esta maravillosa visita de Jesús a su Centro.

padrehugo1

 

Padre Hugo Cornelissen